Glándulas Salivales

9Cirugía glándulas salivales.- Las glándulas salivales constituyen un sistema o red de glándulas:

  • Parótida. Es la glándula de mayor tamaño, está contenida en la fosa retromandibular recubierta por una cápsula que es un desdoblamiento de la fascia cervical superficial. Limita profundamente con la rama ascendente de la mandíbula y el músculo masetero. Por detrás limita con el conducto auditivo externo, cranealmente con el cigoma e inferiormente con el músculo esternocleidomastoideo.
  • Submaxilar. Se sitúa en la celda submaxilar, en la parte alta y central del cuello, bajo la rama horizontal de la mandíbula. El límite inferior es el músculo digástrico, el superior la mandíbula y se apoya en el músculo milohiodeo. Desemboca en el suelo de la boca a través del conducto de Wharton.
  • Sublingual. Está situada en los dos tercios anteriores del suelo de la boca. Tiene acinis mucosos y drena en el suelo de la boca a través de los múltiples conductos de Rivinus.
  • Salivales menores. Se encuentran distribuidas en la submucosa de la cavidad bucal y se las denomina de acuerdo a la región en la que se encuentran: labiales, palatinas, linguales, genianas y glosopalatinas. Sus secreciones representan poco menos del 10 % del volumen salival total, pero tienen gran importancia tanto a nivel local como general, en relación a las funciones defensivas, gustativas y digestivas de la saliva.

En que consiste la Xerostomía

Existe un número elevado de personas que tienen problemas de sequedad bucal (xerostomía). Este síntoma puede ser debido simplemente a la atrofia glandular, pero en ocasiones puede ser indicativo o secundario a otras patologías, por lo que debe ser tratado por un especialista.

La función de las glándulas salivales es secretar saliva para mantener un adecuado estado de humedad, lubricación y pH en nuestra boca. También son responsables de aportar proteínas y líquidos para la correcta salivación de los alimentos.

La mayoría de tumores de las glándulas salivales son benignos. A pesar de su benignidad, estos tumores tienden a crecer provocando una deformidad facial, molestias y dolor y, en ocasiones, afectación del nervio facial. Los tumores de comportamiento maligno son los primeros que debe descartar el cirujano maxilofacial.

Cirugía glándulas salivales. Tumores

Los tumores de las glándulas salivales se encuentran mayoritariamente en las glándulas parótidas. Son frecuentemente benignos, el más representativo es el Adenoma Pleomorfo, seguido por el tumor de Warthin.

Aunque son benignos, su crecimiento provoca deformidad facial, molestias y dolor, pudiendo afectar en ocasiones al nervio facial.
Los tumores salivales malignos son menos frecuentes y su detección precoz mejora el pronostico.

Cuando realizamos una cirugía de las glándulas nuestro objetivo principal es eliminar el tumor sin dañar las estructuras nerviosas, responsables de la expresividad facial.

Experiencia en cirugías glándulas salivales

El Dr. José Ignacio Salmerón es el jefe de sección del Hospital Gregorio Marañón y profesor asociado de la Universidad Complutense de Madrid. Es miembro de distintas sociedades científicas, donde ha ocupado cargos de responsabilidad. Autor de numerosos artículos científicos y conferenciante en encuentros nacionales e internacionales de la especialidad.

 

Les presentamos un resumen de tipos de tumores con su comportamiento histopatológico.

Tumores BenignosTumores Malignos
CrecimientoLento, a menudo durante añosMucho más rapido
FormaRedondeadosPolimorfos
DolorCasi nuncaHabitual
ConsistenciaElásticaEn general pétrea
Afectación partes blandasNuncaHabitual al crecer
Afectación ganglionarNuncaPueden afectarse
Afectación nerviosaNuncaHabitual al crecer, sobretodo el nervio facial

Ver todos los tratamientos de Cirugía Maxilofacial→