Patología de la ATM

patologia-de-la-atm-doctor-salmeron

Cirugía la ATM

La articulación temporomandibular o ATM es la articulación formada por la parte superior de la mandíbula y el hueso temporal del cráneo.

Además. este hueso actúa como una bisagra deslizante que posee un menisco articular al igual que la articulación de la rodilla. En ocasiones, puede presentar problemas debido a la complejidad de los movimientos que realiza.

Tenemos dos articulaciones temporomandibulares, una a cada lado de la cabeza, localizadas delante del oído. La abreviación “ATM” se refiere al nombre de la articulación.

Los trastornos de los músculos y la articulación temporomandibular son problemas que afectan las articulaciones y músculos de la masticación. Conectan la mandíbula inferior al cráneo.

En consecuencia, los problemas de la ATM se resuelven con tratamiento médico: férulas dentales de descarga o posicionadoras. En ocasiones necesitan de cirugía mínimamente invasiva como la artrocentesis o artroscopia o en algunos casos cirugía abierta.

En Clínica SP contamos con especialistas expertos en esta área.

Los trastornos de los músculos y la articulación temporomandibular son problemas que afectan las articulaciones y músculos de la masticación que conectan la mandíbula inferior al cráneo.

Las causas más frecuentes que pueden provocar los trastornos de la ATM son varias:

  • El estrés, apretamiento y el rechinamiento de los dientes. Existen personas con problemas de la ATM que no rechinan sus dientes y otras que han estado rechinando sus dientes y no tienen problemas con su articulación temporomandibular.
  • Otras posibles causas de síntomas relacionados con la ATM:

Artritis / Artrosis

Fracturas.

Dislocaciones y problemas estructurales presentes al nacer.

Existen tres tipos de trastornos de la ATM:

  • El dolor miofascial que se produce en los músculos que controlan los movimientos de la mandíbula.
  • La asimetría interna causada por un disco desplazado, por la mandíbula dislocada o por lesiones del cóndilo.
  • Las alteraciones degenerativas e inflamatorias de la ATM.

Los síntomas siguientes podrían indicar que se sufre un trastorno de la articulación temporomandibular:

  • Dolor de mandíbula, cara o cuello.
  • Dolor en un lado de la cabeza, que incrementa cuando se aprietan los dientes.
  • Movimiento limitado o bloqueo de la mandíbula.
  • Dolor y rigidez en los músculos de la mandíbula.
  • Dificultad para masticar.
  • Chasquido o chirrido al abrir o cerrar la boca
  • Dolor en la zona del oído

El tratamiento conservador: este tipo de tratamiento se realiza cuando las alteraciones en la articulación temporomandibular son leves.

En la clínica SP disponemos de las soluciones mas avanzadas:

Terapias con férulas de estabilización personalizadas.

Sesiones de fisioterapia para cambiar los hábitos nocivos:

  • bruxismo
  • posturas erróneas

para favorecer el estado natural de todo el sistema articular del cráneo.

Utilizamos las técnicas del masaje y el estiramiento de la musculatura cervical y de la cara, la movilización de la lengua con ejercicios precisos, modificamos la postura, trabajamos la respiración y la relajación facial.

El tratamiento quirúrgico:

En la clínica SP siempre practicamos una cirugía maxilofacial mínimamente invasiva:

  • Eliminamos todas las partículas microscópicas mediante un lavado de la articulación. (Artrocentesis). Retiramos el tejido inflamatorio.
  • En la artroscopia realizamos la intervención mediante cirugía minimamente invasiva para introducir una cámara intra-articular o artroscopio que nos permite visualizar la zona anatómica y realizar diversas técnicas sobre la articulación.
  • Cuando el problema en la articulación es grave y no existen medidas conservadoras para intervenirlo, se realiza cirugía abierta, en procesos degenerativos avanzados se sustituye la articulación dañada por una prótesis similar a las utilizadas en otras articulaciones del cuerpo.

Soluciones médicas

  • El uso a corto plazo de paracetamol o ibuprofeno, naproxeno u otros medicamentos antinflamatorios no esteroides.
  • Relajantes musculares o antidepresivos
  • Inyecciones  como la toxina botulínica
  • Inyecciones de acido hialurónico en la ATM para hidratar, favorecer en movimiento y eliminar la inflamación

Soluciones mecánicas

Los protectores bucales o de la mordida, llamados férulas, se han usado por mucho tiempo para tratar el rechinamiento y apretamiento de los dientes, al igual que los trastornos de la ATM.

Existen férulas que encajan sobre los dientes superiores, otras sobre los inferiores.

El diagnóstico y su seguimiento es la mejor garantía de un resultado satisfactorio a medio plazo. Confíe en el criterio de su cirujano maxilofacial y sea cauto al contemplar la posibilidad de un método de tratamiento irreversible.

Mas información en The TMJ Association

Ver todos tratamientos de cirugía maxilofacial→