La estampa de un bebé succionando su chupete es muy habitual, no obstante, su uso es objeto de controversia entre los expertos. La Asociación Española de Pediatría (AEP) asegura que “calma el llanto del bebé, ayuda a conciliar el sueño y reduce el estrés y el dolor, situaciones que provocan preocupación y ansiedad en los padres”. Sin embargo, algunos expertos lo desaconsejan debido a que puede provocar malformaciones en la boca del niño.

La Dra. Paloma Planells del Pozo, odontopediatra de la comisión científica del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM), también considera que es de gran ayuda cuando el bebé es muy irritable, ya que le permite dormir y además mejora la relación materno filial.

Leer el artículo completo en: https://www.lavanguardia.com

Write a comment:

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies