Gingivitis

Es la forma menos agresiva de la enfermedad periodontal. Las encías se ponen rojas, inflamadas y sangran con facilidad.

Es un estadio que no presenta problemas y dolores.

La gingivitis es reversible si se trata profesionalmente y se acompaña con una buena limpieza.

Lo más aconsejable para curar la gingivitis es la realización de una limpieza profesional de las encías  realizada por dentista. Así eliminamos todas aquellas bacterias que se han acumulado hasta llegar a formar el sarro.

Periodontitis Leve

Cuando no se trata la gingivitis, puede progresar hacia una periodontitis.

En esta etapa ligera de la enfermedad periodontal ya se empieza a destruir el hueso y el tejido que sostiene a los dientes.

Es una enfermedad odontológica que no cuenta con la atención que se merece, dado que afecta a un alto porcentaje de la población, es crónica y es la principal causante de la pérdida de piezas dentales en adultos a partir de los 30 años.

A pesar de ser una de las infecciones más frecuentes en la boca es también una de las más desconocidas, en tanto que generalmente no provoca dolor hasta sus etapas más avanzadas.

 

enfermedad-periodontal-leve-antes

enfermedad-periodontal-leve-despues

Periodontitis Grave

En la periodontitis avanzada la enfermedad se manifiesta con intensidad.

En este nivel observamos una importante pérdida de hueso y tejido.

Esta enfermedad periodontal afecta a los tejidos que rodean, envuelven y soportan los dientes, formando una bolsa entre el diente y los tejidos adyacentes, llamada bolsa periodontal. Es el principal nicho de restos alimenticios y agentes infecciosos que propician la evolución de la enfermedad.

Es de causa infecciosa, naturaleza inflamatoria y carácter crónico, es decir, es una afección que se puede relentizar pero no curar, de ahí que sea de gran importancia su prevención y tratamiento.

enfermedad-periodontla-grave-antes

enfermedad-periodontal-grave-despues

Periodontitis Juvenil

La periodontitis juvenil localizada (PJL) ocurre en adolescentes y se caracteriza por la rápida pérdida del hueso alrededor de los dientes permanentes.

La periodontitis juvenil generalizada se considera una enfermedad de adultos jóvenes, aunque puede iniciarse cerca de la pubertad. Se caracteriza por inflamación y acumulación de placa y sarro.